Mi estrella en el pesebre del nuevo Belén

diciembre 22, 2009

Mi estrella en el pesebre de Belén

Como todos los años,  en la página del Movimiento de Schoenstatt de Alemania, aparece la”Estrella” de Belén. Es un lugar para que cada persona envíe un pequeño mensaje y los nombres de todas las personas queridas que quieran que estén en el Santuario Original en la Nochebuena para, oraciones mediantes, recibir un milagro de amor.
Aquí va el sitio:
http://cmsms.schoenstatt.de/es/estrella.htm

Cuántas personas rezan hoy en día a la Madre tres veces Admirable. Cuántas personas giran hoy en torno a nuestro Santuario…”

Santuario Original

Nuestro Santuario, el nuevo Belén, donde Cristo nacerá de nuevo para este tiempo. Nuestro nuevo Belén, hace casi 100 años que anhelamos ser el Belén para miles y miles de personas…

Hay una tradición lindísima en Belén en Tierra Santa. En la madrugada del 25 de diciembre, los monjes benedictinos de Belén peregrinan rumbo a la iglesia de la Natividad, donde una estrella en el suelo marca el lugar donde nació Jesús. Llevan consigo un libro con los nombres de cientos de personas que, durante el tiempo de Adviento, pidieron estar presentes en la Nochebuena de Belén. En agradecimiento por el regalo de los monjes, les envían una donación para que se mantenga abierto su monasterio…

Hay algo semejante en el Santuario Original, el nuevo Belén. Desde el año 2002, miles y miles de nombres llegan, año tras año, al pequeño Santuario Original en Schoenstatt. Enviadas desde todos los continentes, bajo el lema: “ Que mi nombre sea una estrella en este nuevo Belén”, cada Navidad, el pesebre del Santuario Original abre sus puertas de par en par a la lluvia de estrellas….

“Que mi nombre sea una estrella en este nuevo Belén”

Ahora se abre nuevamente para todos la temporada de las estrellas. Desde el Santuario Original, vía schoenstatt.de como intermediario, se invita a todos a llenar estrellas con los nombres de todas las personas que quieran acercarse al pesebre del Niño Jesús para experimentar milagros de amor. 

Mi estrella en el pesebre “Mi nombre en la estrella” comenzó en 1997 con los “Diez minutos junto al pesebre”, como una invitación a la gente a escribir y depositar allí su nombre y el de sus seres queridos, amigos, familiares, al igual que el de vecinos, protagonistas de las noticias en los diarios… Desde el primer día, para quienes participaron de los “Diez minutos” ésta fue una de las experiencias más fuertes del tiempo en torno al pesebre.

 El año 2002 nació la idea de enviar estrellas a Schoenstatt y la consiguiente invitación a todos los que visitan http://www.schoenstatt.de a hacer lo mismo, tuvo como resultado una verdadera avalancha de estrellas llegadas al Santuario Original. Cada año son más las estrellas, o mejor dicho, los nombres que llegan. Esto lleva a cada uno a pensar en aquellas personas que quiere acercar al pesebre del “nuevo Belén” que es el Santuario Original, y al mismo tiempo hace n que la mirada se pose más allá de los propios familiares, abarcando a muchos otros…

 Familiares, amigos, vecinos, gobernantes, compañeros de trabajo, obispos, todos

Una vez más, en esta Navidad, están todos invitados a enviar los nombres de todas las personas que deseen hacer presentes en el pesebre en la Nochebuena de Schoenstatt. Estos nombres serán llevados el 24 de diciembre a las 16.30 h. al Santuario Original, y más tarde, durante la Misa de Nochebuena celebrada a medianoche, son depositados sobre la tumba del Padre Kentenich, para volver durante el tiempo de Navidad al Santuario Original. El 25 de diciembre a las 8.00 h. estarán presentes en la Misa de Navidad en el Santuario Original, celebrado por el P. Joachim Schmiedl. Hay transmisión en vivo de la “hora de las estrellas” y de la Misa, en schoenstatt-tv. Es una peregrinación de pueblos al pequeño Santuario de Schoenstatt. A este Santuario, al que el 24 de diciembre de 1965, regresó el Padre Kentenich después de 14 años de exilio.

 Entre las cinco y las seis de la tarde – la hora de su llegada – siempre se agradece aquí en presencia de todas las “estrellas”, por este “Milagro de la Nochebuena”. Envíen su estrella… Para que se haga vida la Navidad en su familia, envíe los nombres de sus padres, hermanos, esposo, hijos… Para que se dé la Navidad en su lugar de trabajo, envíe los nombres de sus colegas, jefes, clientes, empleados… Para que la Navidad llegue a toda su ciudad, envíe los nombres de sus vecinos, sus alcaldes… Envíe los nombres de sus párrocos y obispos… Envíe los nombres de aquellos que son noticia en el mundo…

De este modo, la Navidad podrá renacer en el corazón de todos los hombres sin distinción.

Nota publicada en la pagina web del Movimiento de Schoenstatt Internacional.


La Buena Noticia toca la puerta de nuestros hogares

diciembre 24, 2007

Pesebre

 ¡Amor, paz y alegría!

¡Feliz Navidad!

 Con profunda alegría en  la Noche Santa, vayamos presurosos al pesebre para contemplar  y adorar con María a Cristo,  diciéndole con  profunda fe:

  ¡Sólo Tú eres Santo!

¡Sólo Tú, Señor!

¡Sólo Tú, Altísimo!  

  Y en nuestros corazones también resuena un  canto de  ángeles que dice

¡Gloria a Dios en las alturas y

en la tierra paz a los hombres de buena voluntad! 

Oración diaria      

Padre eterno, te ofrecemos todo el sufrimiento de la querida Madre de Dios y de San José en las largas jornadas de Nazaret y Belén.

Igualmente te ofrecemos nuestros sufrimientos y alegrías personales que vivimos  durante este tiempo de Adviento, y el esfuerzo de ir transformándonos en un SAGRARIO VIVO.

 

  

Concédenos la plenitud de gracias, para que Cristo encuentre nuestros corazones  abiertos y pueda volver a nacer en ellos.   Amén


Ya estamos ante las puertas de la Nochebuena, la Buena Noticia esta llegando.

diciembre 22, 2007
Santuario Original 
Octavo día 

Propósito: La Madre de Dios fue el Sagrario vivo. Ella estuvo cerrada ante todo lo antidivino, y totalmente abierta para Dios. María creyó en la venida del Redentor. Ella recorrió su Adviento con total donación  de sí, con un gran amor servicial y desprendida de sí misma.  Cruzó apresurada las montañas para servir a su prima Isabel.    Y permaneció allí cerca de tres meses. Abramos especialmente las puertas de nuestro corazón ante la venida  del Niño Dios a las aflicciones y necesidades de los que están cerca de nosotros. 

Reflexionamos  hoy las siguientes palabras del Padre Kentenich:

“¿Conoces aquella tierra, imagen fiel del cielo, 

ese reino de libertad tan ardientemente anhelado… 

donde los menores deseos  de Dios comprometen, 

y reciben alegres decisiones por respuesta;

donde, según la ley fundamental del amor

la generosidad siempre se impone victoriosa?”

¡Es mi terruño, es mi tierra de Schoenstatt!

 Oración diaria

Jesús, Redentor del mundo, enséñanos hoy a ponernos en el

camino para encontrarnos contigo y con el prójimo.

Ayúdanos a llevar tu amor y tu gracia a todo el mundo,

así como lo hizo María, especialmente a nuestro ambiente:

A nuestra familia, a nuestro trabajo y a la parroquia.

Tú  estas siempre en camino hacia nosotros;

con alegre prontitud quieres servir y ayudar a nuestros hermanos.

A través  de nosotros todos deben experimentar

 Tu bondad y amor hacia el hombre. Amén

Texto extraído de la Novena de Navidad de las Hnas. Adoratrices de Schoenstatt.  Foto: Dibujo Santuario Original


Sigamos acompañando a María, la Virgen del Adviento en su viaje a Belén

diciembre 22, 2007

Cruz
 
Septimo día
Propósito:   La vida de María estuvo bajo el signo de la cruz.  Ella vivió una renuncia constante, a los propios deseos y planes, debió decir sí a la pobreza, sufrió persecuciones e incomprensiones, pues el Padre lo quiso así.
También sobre nuestras vidas se levanta la cruz.  María ha de ser para nosotros un estímulo para asumir nuestras dificultades, cruces y sufrimientos.
Intentemos hoy decir sí de corazón a una situación difícil.  

 Oración diaria

 Querida Madre, de Dios, enséñanos a pronunciar un si alegre,

así como Tú lo hiciste en todas las grandes

y pequeñas  dificultades cotidianas.

Ayúdanos para que aceptemos la cruz en nuestra vida,

y haz que ella se convierta en una fuente  fecunda

 para la salvación de las almas.

Que por nuestra vida de sacrificios muchos corazones

 se abran, esperando la venida del NIÑO JESUS.  Amén 

Texto extraído de la Novena de Navidad de las Hnas. Adoratrices de Schoenstatt.


Sigamos acompañando a María, la Virgen del Adviento en su viaje a Belén

diciembre 22, 2007

Divina Providencia

                                                  Sexto día

Propósito: Tengamos verdadera confianza en Dios. No busquemos la seguridad en las cosas materiales. A ejemplo de María  vivamos firmemente anclados en Dios confiados en la Divina Providencia, quien tiene  es sus manos el plan de nuestra vida. Hoy podríamos visitar una Iglesia, allí esta Él esperándonos, saludar muchas veces  la imagen de la Madre de Dios o tal vez consolar a alguien que lo necesite.

 

Oración diaria 
Querida Madre, de Dios,  Sagrario vivo de Dios, 
ayúdanos a estar tan firmemente anclados en Dios,
como lo estuviste Tú, para que nunca nos volvamos totalmente inseguros.
 Ayuda a todos los hombres para que no se pierdan en la confusión  del mundo, y encuentren siempre su seguridad en la fe en la DIVINA PROVIDENCIA.
Enséñanos a luchar contra las dudas y las tentaciones,
para que, como Tú en la hora de la Anunciación,
podamos decir si a la voluntad de Dios,.
también cuando nos resulta incomprensible.
Intercede e implora para nosotros las gracias de que nuestra vida se afiance solidamente en Dios.   Amén

Texto extraído de la Novena de Navidad de las Hnas. Adoratrices de Schoenstatt. 


Sigamos acompañando a María, la Virgen del Adviento en su viaje a Belén

diciembre 22, 2007

Pesebre Peru

 Quinto  día

Propósito: Recemos hoy  muchas veces en el día la pequeña Consagración para santificar  y consagrar las cosas grandes y pequeñas de la vida diaria, haciendo todo por amor a Dios. Ofrezcamos nuestras alegrías y sufrimientos, para que la Santísima Virgen  transforme a muchas almas en una morada digna para la venida del Niño Dios.

Oración diaria

 Querida Madre de Dios,  hoy te consagramos todo nuestro ser. 

Ayúdanos a hacer las cosas pequeñas por amor a Dios

 e imprime en nosotros tu nobleza.

Que nuestros pequeños aportes  sean fuente inagotable

de bendiciones para muchos hombres,

especialmente en esta preparación para la Navidad.     Amén 

Consagración 

OH, Señora  mía, OH, Madre mía,

yo me ofrezco todo a Ti

Y en prueba de mi filial afecto te

consagro en este día: 

mis ojos, mis oídos, mi lengua  mi corazón,

en  una palabra, todo mi ser

Ya que soy todo tuyo, OH  Madre de bondad,

guárdame, defiéndeme y utilízame

como instrumento y posesión tuya. Amén

Texto extraído de la Novena de Navidad de las Hnas. Adoratrices de Schoenstatt.

 


Sigamos acompañando a María, la Virgen del Adviento en su viaje a Belén

diciembre 20, 2007

Santóimo

Cuarto día 

Propósito: Acepto  alguno de mis límites, porque el misericordioso amor de Jesús Eucaristía, así me acepta. Le regalo un Padre Nuestro meditado lentamente en Adoración. 

Oración diaria

 Querida Madre, Reina y Victoriosa tres veces

Admirable de Schoenstatt. Danos  algo de tu ser cerrado.

Concédenos la gracia de un profundo respeto

frente a ese Misterio que traes al mundo: CRISTO.

Dame la gracia de un profundo y filial amor a

Jesús en la Eucaristía.

Permítenos adorar al Señor oculto en la Eucaristía del mismo

modo que los pastores sencillos adoraron

al Dios grande e infinito en tus brazos maternales.       Amén 

Texto extraído de la Novena de Navidad de las Hnas. Adoratrices de Schoenstatt.

 


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 41 seguidores