Sigamos acompañando a María, la Virgen del Adviento en su viaje a Belén

Santóimo

Cuarto día 

Propósito: Acepto  alguno de mis límites, porque el misericordioso amor de Jesús Eucaristía, así me acepta. Le regalo un Padre Nuestro meditado lentamente en Adoración. 

Oración diaria

 Querida Madre, Reina y Victoriosa tres veces

Admirable de Schoenstatt. Danos  algo de tu ser cerrado.

Concédenos la gracia de un profundo respeto

frente a ese Misterio que traes al mundo: CRISTO.

Dame la gracia de un profundo y filial amor a

Jesús en la Eucaristía.

Permítenos adorar al Señor oculto en la Eucaristía del mismo

modo que los pastores sencillos adoraron

al Dios grande e infinito en tus brazos maternales.       Amén 

Texto extraído de la Novena de Navidad de las Hnas. Adoratrices de Schoenstatt.

 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: