Ya estamos ante las puertas de la Nochebuena, la Buena Noticia esta llegando.

Santuario Original 
Octavo día 

Propósito: La Madre de Dios fue el Sagrario vivo. Ella estuvo cerrada ante todo lo antidivino, y totalmente abierta para Dios. María creyó en la venida del Redentor. Ella recorrió su Adviento con total donación  de sí, con un gran amor servicial y desprendida de sí misma.  Cruzó apresurada las montañas para servir a su prima Isabel.    Y permaneció allí cerca de tres meses. Abramos especialmente las puertas de nuestro corazón ante la venida  del Niño Dios a las aflicciones y necesidades de los que están cerca de nosotros. 

Reflexionamos  hoy las siguientes palabras del Padre Kentenich:

“¿Conoces aquella tierra, imagen fiel del cielo, 

ese reino de libertad tan ardientemente anhelado… 

donde los menores deseos  de Dios comprometen, 

y reciben alegres decisiones por respuesta;

donde, según la ley fundamental del amor

la generosidad siempre se impone victoriosa?”

¡Es mi terruño, es mi tierra de Schoenstatt!

 Oración diaria

Jesús, Redentor del mundo, enséñanos hoy a ponernos en el

camino para encontrarnos contigo y con el prójimo.

Ayúdanos a llevar tu amor y tu gracia a todo el mundo,

así como lo hizo María, especialmente a nuestro ambiente:

A nuestra familia, a nuestro trabajo y a la parroquia.

Tú  estas siempre en camino hacia nosotros;

con alegre prontitud quieres servir y ayudar a nuestros hermanos.

A través  de nosotros todos deben experimentar

 Tu bondad y amor hacia el hombre. Amén

Texto extraído de la Novena de Navidad de las Hnas. Adoratrices de Schoenstatt.  Foto: Dibujo Santuario Original

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: