Sigamos acompañando a María, la Virgen del Adviento en su viaje a Belén

Pesebre Peru

 Quinto  día

Propósito: Recemos hoy  muchas veces en el día la pequeña Consagración para santificar  y consagrar las cosas grandes y pequeñas de la vida diaria, haciendo todo por amor a Dios. Ofrezcamos nuestras alegrías y sufrimientos, para que la Santísima Virgen  transforme a muchas almas en una morada digna para la venida del Niño Dios.

Oración diaria

 Querida Madre de Dios,  hoy te consagramos todo nuestro ser. 

Ayúdanos a hacer las cosas pequeñas por amor a Dios

 e imprime en nosotros tu nobleza.

Que nuestros pequeños aportes  sean fuente inagotable

de bendiciones para muchos hombres,

especialmente en esta preparación para la Navidad.     Amén 

Consagración 

OH, Señora  mía, OH, Madre mía,

yo me ofrezco todo a Ti

Y en prueba de mi filial afecto te

consagro en este día: 

mis ojos, mis oídos, mi lengua  mi corazón,

en  una palabra, todo mi ser

Ya que soy todo tuyo, OH  Madre de bondad,

guárdame, defiéndeme y utilízame

como instrumento y posesión tuya. Amén

Texto extraído de la Novena de Navidad de las Hnas. Adoratrices de Schoenstatt.

 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: