Sigamos acompañando a María, la Virgen del Adviento en su viaje a Belén

Divina Providencia

                                                  Sexto día

Propósito: Tengamos verdadera confianza en Dios. No busquemos la seguridad en las cosas materiales. A ejemplo de María  vivamos firmemente anclados en Dios confiados en la Divina Providencia, quien tiene  es sus manos el plan de nuestra vida. Hoy podríamos visitar una Iglesia, allí esta Él esperándonos, saludar muchas veces  la imagen de la Madre de Dios o tal vez consolar a alguien que lo necesite.

 

Oración diaria 
Querida Madre, de Dios,  Sagrario vivo de Dios, 
ayúdanos a estar tan firmemente anclados en Dios,
como lo estuviste Tú, para que nunca nos volvamos totalmente inseguros.
 Ayuda a todos los hombres para que no se pierdan en la confusión  del mundo, y encuentren siempre su seguridad en la fe en la DIVINA PROVIDENCIA.
Enséñanos a luchar contra las dudas y las tentaciones,
para que, como Tú en la hora de la Anunciación,
podamos decir si a la voluntad de Dios,.
también cuando nos resulta incomprensible.
Intercede e implora para nosotros las gracias de que nuestra vida se afiance solidamente en Dios.   Amén

Texto extraído de la Novena de Navidad de las Hnas. Adoratrices de Schoenstatt. 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: