La Buena Noticia toca la puerta de nuestros hogares

Pesebre

 ¡Amor, paz y alegría!

¡Feliz Navidad!

 Con profunda alegría en  la Noche Santa, vayamos presurosos al pesebre para contemplar  y adorar con María a Cristo,  diciéndole con  profunda fe:

  ¡Sólo Tú eres Santo!

¡Sólo Tú, Señor!

¡Sólo Tú, Altísimo!  

  Y en nuestros corazones también resuena un  canto de  ángeles que dice

¡Gloria a Dios en las alturas y

en la tierra paz a los hombres de buena voluntad! 

Oración diaria      

Padre eterno, te ofrecemos todo el sufrimiento de la querida Madre de Dios y de San José en las largas jornadas de Nazaret y Belén.

Igualmente te ofrecemos nuestros sufrimientos y alegrías personales que vivimos  durante este tiempo de Adviento, y el esfuerzo de ir transformándonos en un SAGRARIO VIVO.

 

  

Concédenos la plenitud de gracias, para que Cristo encuentre nuestros corazones  abiertos y pueda volver a nacer en ellos.   Amén

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: