Ecos de su vida

 
Paulo VI con Padre Kentenich
Paulo VI con Padre Kentenich

El Santo Padre Paulo VI dijo el 24 de mayo de 1972:  

 “La vida  de vuestro venerado  fundador, Padre José Kentenich, debe resumirse en esas  significativas palabras grabadas sobre su tumba:   “Dilexit Ecclesiam”.    
 Estas   mismas  palabras   quisiéramos  daros   hoy  como  programa.”
 
Juan Pablo II
Juan Pablo II

   

Palabras de su Santidad Juan Pablo II  en distintas oportunidades, sobre la persona del Padre Fundador, José Kentenich y su Obra.
 17 de noviembre de 1980 Juan Pablo II visita Alemania por primera vez como Papa.
  

 En la Catedral de Fulda, al repasar la importancia de grandes personalidades sacerdotales de los últimos tiempos en Alemania, el Papa mencionó expresamente al Padre Kentenich. Era una reivindicación pública del Fundador de Schoenstatt frente a  la  Conferencia Episcopal que detonó sus 14 años de destierro.

El 28 de noviembre de 1980 en una  audiencia  con los Padres de Schoenstatt en Roma, su Santidad se  manifesto así:  

“Esta es para mí una feliz ocasión para expresarles a ustedes y a toda la Obra internacional de Schoenstatt mi alegría por el fecundo desarrollo que ha experimentado, ya desde los años de su fundación, el Movimiento Apostólico fundado por el Padre Kentenich, con el fin de expandir, defender y profundizar la vida cristiana.”  

“Frente a ciertas manifestaciones de crisis en campos de la vida religiosa y eclesial, se manifestó -y se manifiesta hoy- el Movimiento de Schoenstatt en sus diversos grupos e instituciones, con su fuerza espiritual y vital y con un bendecido apostolado, impregnados del espíritu de su fundador, de su gran amor a la Iglesia y de una devoción íntima con la Virgen María”   

“Ustedes se han propuesto como Instituto -junto a las demás comunidades de la Obra de Schoenstatt- ayudar para educación de un hombre nuevo en una nueva comunidad, según la imagen de María y llegar a ser levadura e instrumento en las manos de Dios, para la renovación de la sociedad”  

Roma, 20 de septiembre de 1985.    

“La experiencia secular de la Iglesia nos enseña que la íntima unión espiritual a la persona del fundador y la fidelidad a su misión -una fidelidad que siempre de nuevo atiende a los signos de los tiempos- son fuente de vida pujante para la propia fundación y para todo el Pueblo de Dios.”  

“Vosotros habéis sido llamados a ser partícipes de la gracia que recibió vuestro fundador y a ponerla a disposición de toda la Iglesia.”  

“En el conjunto de vínculos vuestro fundador acentuó la importancia de la experiencia del vínculo paterno-filial y del cultivo del espíritu de familia como medio privilegiado para la vivencia del mensaje revelado. Dios es Padre, Dios no es una soledad sino una familia”  

Roma, 9 de septiembre del 2004  

En la audiencia que los schoenstattianos tuvieron con motivo de la bendición del Santuario del Roma, él nos alentó en crear una cultura de la vida y de la familia.  

Sean “signos luminosos de los que el mundo tiene continua necesidad”, sobre todo a partir del Santuario del Hogar que él bendijo con sus palabras:  

“Siguiendo el consejo de vuestro fundador los invito a reservar a la cruz y a la imagen de María un puesto de honor en vuestras casas, convirtiéndolas en santuarios de la Iglesia, en las que María actúa como madre y educadora».  

BenedictoXVI

BenedictoXVI

 Su Santidad Benedicto  XVI dijo: 

 

El   futuro  de  la   Iglesia   sólo   podrá desarrollarse  y   se   desarrollará   por las fuerzas de aquellos  que tienen raíces profundas y viven en la plenitud  de la fe…  A  través de  su  fiel servidor,   el    Padre  José  Kentenich,  María,  la   Madre  de  la Iglesia y quien   siempre  le condujo,  muestre  a  muchos  el camino  hacia  el  amor  a  la  Iglesia, y  así  una  renovada  fuerza de   fe  y una  alegría  de fe inunden nuestro  pueblo y país…”
P. Esteban Uriburu

P. Esteban Uriburu

 ” En primer lugar, su paternidad”. Es  decir,  esa rara mezcla de bondad  y firmeza, de comprensión  y de exigencia, de cercanía y distancia. Ante el Padre uno se sentía espontáneamente  hijo, cobijado, comprendido, ennoblecido. Unos  momentos con él       equivalían  a salir renovado, con aire fresco en los pulmones, con nuevas alas”.                       P. Esteban  Uriburu 

 
P. Juan José Catoggio

P. Juan José Catoggio

“Paternidad  fue siempre para él  un servicio abnegado  y desinteresado  a la vida  de los demás, a cada  uno según   su manera  de ser y su misión original. 

Con profundo  respeto  leía  en el corazón   de los que le fueron  confiados y concibió  su tarea  de educar  como colaboración  con la conducción  de Dios.  La misma  experiencia  de amor a los suyos  fue la fuente permanente  e inagotable  de una plenitud  paternal  desbordante.”     Padre Juan José Catoggio
Padre Benjamín Pereira

  Padre Benjamín Pereira Correa

“…descubrí que en el pecho de ese anciano latía un corazón de niño y esa convicción la tengo hasta hoy.  Su simplicidad y transparencia no lo abandonaban nunca,  fue un imán de lo divino. Él reposo siempre en la conducción de Dios Padre y así pudo soportar tantas pruebas de la vida sin perder su paz y claridad fraterna”.  P. Benjamín Pereira Correa
Padre Angel Strada
Padre Angel Strada

De una carta de 1966 del entonces seminarista   Ángel Strada jefe de la juventud masculina de Argentina  

“… A mí me inpresionó  la sencillez  del Padre.  Se da como un padre, como un sacerdote, nada de actitudes espectaculares o “místicas”, o exageradas.  No aparece  como un gran teólogo, o un psicólogo, o como una personalidad muy importante y discutida.  Es sencillo, muy cariñoso, hace muchos chistes, se interesa por cosas tan triviales como si tienes frío o ya desayunaste. Y detrás de esa bondad y sencillez uno descubre que es un hombre sumergido en Dios, que vive con el corazón puesto  en lo sobrenatural. Alrededor de él  siempre se forma una atmósfera de alegría familiar y de espíritu religioso”.  

Mons. Heinrich Tenhumberg, Obispo de Munster en Alemania  declaró en su testamento  en 1979  

“En cuanto  a mi vida  espiritual y a mi  labor   sacerdotal,   debo   mi   mayor   gratitud al  Padre José  Kentenich.  Sin   él y sin el  apoyo de la  fe, que  encontré en  la  Familia de Schoenstatt,  difícilmente  habría  llegado  a  ser  sacerdote…”

Testimonios de compañeros del Campo de concentración   

Una vez  en el tiempo de mayor hambruna, cuando no se podía enviar ningún paquete al campo de concentración, vi al Padre Kentenich, que seguramente tenía tanta hambre como nosotros, compartir con el cohermano un trozo de pan”

 El estar junto al Padre Kentenich nos causó desde el principio una gran impresión…  Siempre de nuevo teníamos que admirarlo. Yo llegue al convencimiento; Este es el primer hombre que he encontrado que es verdaderamente un hombre. Esto es un carisma…”                                                                                                            

Comentario  de  una   persona   que  visitó al   P. Kentenich en Milwaukee  

“ Qué  alegría  tiene ese Padre”  Siempre  esta de  buen humor.  Su  alegría surge  del  corazón  y  va  impregnando  cada  acontecimiento  de  su  vida.   Se  lo  ve siempre  con  una  sonrisa y con ganas de  hacer  bromas.   ¡ Y cómo atrae a los  niños!   En  su trato con  ellos  se manifiesta  de un modo especial  esa alegría  contagiosa”
“Milwaukee…, tierra de prueba y de silencio…, donde el amor se hizo verdadero…, donde  el sí de un hombre santo fue probado…” Carlos Doven

Un matrimonio que lo visito en sus últimos años  

“Lo que más me impresiono de su persona fue su unión con el mundo celestial… Reflejaba a Dios Padre. Para él, el mundo sobrenatural era una realidad. Esto se podía palpar en su conversación, en sus gestos, en su mirada, simplemente en todo… Cuando nos despedimos de él, ambos tuvimos la misma impresión; estuvimos en contacto con el mundo sobrenatural, estuvimos con” un mensajero de Dios”.
 
Textos extraidos de:   Libro ” Todo un Padre”   autor P.  José M. Neuenhofer  

  

                                                                                      

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: